i
El templo principal del Monasterio Budista del Loto, una escuela para monjes, monjas y personas laicas. A lo largo del año se llevan a cabo retiros donde los asistentes pueden aprender la enseñanza del Buda.
i
Cada año a finales de Noviembre, la Sangha se reúne para celebrar el cumpleaños de la fundadora de la Sangha Yun Hwa, la Matriarca Suprema Ji Kwang Dae Poep Sa Nim.
i
El “Kwan Se Um Bo Sal de la Paz Mundial” es una estatua de granito del Bodisatva Avalokitesvara, que percibe los sonidos de todos los seres vivos con el fin de ayudarles.
i
La ceremonia del Océano se celebra todos los años a principios de Enero en Hawaii. Dae Poep Sa Nim bendice los océanos, que cubren el 71% de la superficie terrestre y contienen el 99% del espacio vivo del planeta.
i
El Yun Hwa Dharma Sah de Madrid es uno de los 39 centros de la Sangha Yun Hwa en Europa. La práctica de Meditación Yun Hwa es abierta al público una vez por semana
i
La Campana de la Paz Mundial se tañe cuatro veces al día, resuena en todo el planeta para despertar nuestras mentes a que se esfuercen por la paz en el mundo
i
Cada año organizamos muchos retiros en Europa. El retiro de Noruega se hace en un recinto junto al mar donde además hay un bonito espacio para meditar caminando.
i
Como parte de una práctica especial, los estudiantes escriben pasajes del Sutra del Loto en el templo de Berlín.
i
La “Jóven Sangha” empezó como un grupo de jóvenes practicadores en Viena en 2013. Querían profundizar su práctica y compartir sus experiencias con gente de su edad. Se reúnen regularmente para practicar y otras actividades sociales.

La Sangha Yun Hwa (Flor de Loto) es una orden Budista compuesta por monjes, monjas y personas laicas.

Nuestra visión es que todos los seres de este planeta, con la ayuda de la Meditación Yun Hwa, puedan romper los límites de su propia percepción y sus conceptos, y así poder vivir juntos en paz, armonía y felicidad

Vivir una vida bella y dichosa

Desde la perspectiva budista, el sufrimiento y la desdicha existen en el mundo porque la gente no se da cuenta de quienes son en realidad, y por ello no usan su verdadero potencial. El Buda nos enseña que "Todo el mundo tiene la naturaleza de Buda".

Despertar a esa Realidad Absoluta se llama Iluminación. Nuestra misión es facilitar el logro de la iluminación para vivir como una bella Flor de Loto en medio de la sociedad, sin mancharse por ninguna impureza.

De ese modo, estando siempre en el reino de la emancipación, la existencia diaria se vive como dibujando una bella pintura sobre un lienzo en blanco.

En ese lienzo irán apareciendo bellos modelos de vidas que se aprecian y valoran muchísimo. Vivir este tipo de vida está dirigido no solo al placer personal sino también a despertar las mentes de los demás con belleza y dicha.

Transmittir un metodo de hace 2.600 años

"Budismo" es una palabra sobre la que casi todo el mundo crea un concepto cuando la oye. Pero el Buda quería que rompiéramos esos muros de conceptos e imaginaciones, de modo que pudiéramos liberarnos de nuestras fantasías y viéramos el mundo como realmente es. El Budismo, ante todo, no es una religión sino un metodo para iluminarse que ha demostrado funcionar con éxito durante mas de 2.600 años.

Aprender este método requiere ayuda de alguien que ya lo haya alcanzado: un guía, un mentor, un maestro. Del mismo modo que no se puede tocar el piano bien y con belleza sin la tutela de alguien, con el aprendizaje del Dharma sucede lo mismo. La Matriarca Suprema Ji Kwang Dae Poep Sa Nim es nuestra maestra, fundadora de la Sangha Yun Hwa, y actual portadora del linaje de una sucesión ininterrumpida de maestros que empieza con el histórico Buda de nuestra era, Buda Shakyamuni. Como todos los maestros iluminados desde el Buda, el mayor deseo de Dae Poep Sa Nim es que sus estudiantes se conviertan en maestros.

Aprender la realidad tal como es

En nuestra tradición, la esencia de la enseñanza es que todos los seres vivos tienen la naturaleza de Buda, lo que significa que todos somos una familia y convivimos en este lugar de Buda, que se usa como sinónimo de realidad absoluta en contraposición a la realidad relativa que percibimos nosotros, los humanos.

Siempre dependiendo de la causa y la condición, entramos en contacto y, según la causa y la relación, nos separamos. Pero al margen de la clase de la conexión y de la causa y condición que se tengan, todas las relaciones deben apreciarse y valorarse con bondad. Entonces se puede ver que la maldad desaparece y todo el mundo puede vivir una vida cómoda y feliz. Llevando a cabo acciones bondadosas y ayudando a los demás, podemos redescubrir nuestro verdadero aspecto, porque el ser que emprende buenas acciones es en realidad el verdadero Dharma y la verdadera entidad.

Mejorarse uno mismo

"Todo está creado sólo por la mente". Esta es una antigua realización budista. Dependendo de nuestros procesos mentales, viviremos una vida de sufrimiento o una vida de prosperidad y felicidad. Los pensamientos se convierten en palabras, las palabras en acciones y nuestra acciones nos convierten en lo que somos. En todo momento estamos dando algo a aquellos con quienes estamos conectados – nuestro semblante, nuestras emociones, nuestro comportamiento; de manera que cada instante está moldeando nuestra vida y la vida de los demás. Con la práctica aprendemos cómo observar y entrenar nuestra mente para volvernos personas alegres que transmiten esa energía positiva a quienes nos rodean.

Inspirar para adquirir sabiduría en la vida diaria

Budismo es realización. Por eso el Buda siempre ha insistido en que no nos limitemos a aceptar pasivamente lo que nos enseña sino a cuestionarlo todo y contrastarlo con nuestra propia experiencia para verlo por nosotros mismos. El mero hecho de cuestionar está en el fondo del Budismo.

El Buda expuso los Sutras porque la gente le hacía preguntas: De ahí que las preguntas sean tan importantes como las respuestas. Para el que busca la verdad, ¿puede haber una pregunta más importante que la de "quién soy yo"?

Ofrecer lugares para encontrarse y aprender

En la tradición de la Sangha Yun Hwa, el Budismo se entiende como algo universal, no está limitado por dogmas de tiempos o culturas específicos. La enseñanza de Buda no pertenece a ningun pais, región o continente sino que es válida y relevante en cualquier lugar de este hermoso planeta.

Aunque la mayor parte de la práctica se hace de forma individual, es importante reunirse de cuando en cuando con otros practicadores para compartir con ellos la práctica y las realizaciones.

“La Matriarca Suprema Ji Kwang Dae Poep Sa Nim fundó la denominación Yun Hwa del Budismo Social Mundial. “Yun Hwa” significa Flor de Loto en coreano. Nuestra Sangha sigue el linaje de Shakyamuni Buddha según las enseñanzas del Sutra del Loto.”

Matriarca Suprema de la Denominación Yun Hwa
Fundadora y Gran Maestra del Dharma.

Ubicaciones

“No es suficiente con mirar el camino, en realidad tienes que recorrerlo. Este es el significado de la práctica. Cuando haces la práctica tu vida se transforma por completo.

Ron Eichhorn, Director de cine.
Discípulo principal

“A un pez que nada en la profundidad del océano no le molestan las olas de la superficie”. Esto es parte de una enseñanza que me hizo querer convertirme en Budista.”

Viktoria Kerschbaumer

“La práctica budista me ayuda a ser un médico empático, a darme cuenta de mis errores y trabajar para corregirlos, tener una s buenas relaciones con los demás y llevar una vida equilibrada, feliz y exitosa”

Nina Matyas

“Soy ingeniero – Practico Budismo porque funciona”

Simon Brenner

“La práctica diaria me ayuda a usar mi energía con efectividad y sin impedimentos. Las cosas salen con fluidez y si surgen problemas, se solucionan facilmente”

Ronja Berger

”La práctica budista me ayuda a encontrar calma en mi vida diaria y a concentrarme en mis tareas. Además reduce mi estrés y me ayuda a superar mis problemas”

Marie Matyas

”La práctica me ayuda a mantener la mente relajada cuando la vida trae retos y dificultades. Me ayuda a tener una perspectiva diferente”

Fabian Brenner

“Practico porque me ayuda a sentirme cómodo ante las efímeras olas de la imprevisible vida diaria”

Philipp Andriopoulos

Síguenos